Todas las noticias e información

sobre el queso

600x400-blog

Cómo hacer una fondue de queso.

Publicado el 12/12/2018

Seguro que muchas veces has hecho una fondue de queso, pero no te ha salido como querías. Hacer una fondue de queso es lo mas fácil del mundo y te permite deleitarte con diferentes sabores. Así que coge papel y lápiz que desde Quesos Manzer, vamos a contarte como ha de hacerse.

Este plato que es tradicionalmente Suizo, aunque luego ha derivado en otros muchos como por ejemplo el chocolate, es ideal para reuniones familiares o con amigos, ya que es divertido, puedes mezclar diferentes variedades de queso y está de rechupete.

El mejor sabor se consigue mezclando dos clases diferentes de quesos. Los quesos básicos para la fondue son los suizos, aunque también funciona bastante bien el Gouda o el Cheddar. Si quieres darle un punto de sabor, y te gusta el queso azul, puedes añadir una pequeña porción. Lo que si es importante, es que el queso se derrita con facilidad.

Hay que coger una cantidad de aproximadamente 200 gr por persona.

Tanto el vino como el jugo de limón ayudan a mantener la consistencia y equilibrar la grasa de la fondue. Por lo que es recomendable que lleve un chorreón también de uno de estos productos, referente al vino, el que mejor sabor le da es el vino blanco y hay que calcular unos 100 cc por 200 gr de queso.

El recipiente en el que haremos la fondue ha de ser de barro, de cerámica o de hierro grueso esmaltado. No se aconseja que sea metálico.

Hay que usar un espesante y mezclarlo con el vino, antes de fundir el queso. Derretimos el queso gradualmente. Para que esto sea más fácil, lo recomendable es cortar el queso en pedazos más pequeños y dejarlos derretirse a temperatura constante y mezclarlos con una cuchara de madera. El movimiento para la mezcla de la fondue ha de ser constante y llegando hasta el fondo.

La bebida que ha de acompañar a la fondue ha de ser cerveza o vino, nunca agua, para facilitar así su digestión.

VOLVER A NOTICIAS