Todas las noticias e información

sobre el queso

teak-172640_1280

Ideas para organizar una ‘quesera’ de éxito en casa

Una buena copa de vino, un plato de jamón y cómo no, una cuña de queso, siempre son el complemento perfecto si queremos tener una celebración exitosa y de la que nuestros invitados se lleven un grato recuerdo.

Sin embargo, no siempre se acierta en las combinaciones que se hace del vino y del queso. Por este motivo, lo que en principio iba a ser una velada de ensueño podría convertirse en un auténtico desastre gastronómico sino elegimos el vino o el pan adecuado para acompañar nuestros quesos.

A diferencia de los que muchos podamos creer, el vino tinto no es el acompañante idóneo para todo tipo de quesos. Aunque, si es usted de los que lo toma con los quesos viejos y duros, quédese tranquilo, pues está yendo por el buen camino.

Sin embargo, si lo que vamos a servir en nuestro evento son quesos de cabra o quesos frescos, lo ideal es elegir un buen vino blanco o rosado como acompañante. Por el contrario, si nos hemos decantado por un intenso queso azul, es preferible servir un vino dulce, semidulce o generoso, sino queremos estropear su singular sabor.

Si a pesar de todo se nos presenta alguna duda en la preparación de nuestra comida, lo mejor es seguir las indicaciones que ofrece el escritor británico Hugh Johnson en la guía ‘Pocket Wine Book’, con la que siempre acertará. Y es que, tal y como dice Johnson, “cuanto más duro sea el queso, más taninos aguanta. Y cuanto más cremoso, más acidez necesita”.

Finalmente, si queremos dar el toque final a nuestros platos, no debemos olvidarnos de la importancia del pan. Por ello, para potenciar el sabor de nuestros quesos es fundamental elegir unos panes acorde a cada uno de ellos. Por ejemplo, para los quesos frescos, es ideal servirlos con panes integrales hechos a base de granos o de finas hierbas. Sin embargo, si se ha decantado por un queso azul o duro, la mejor opción son los clásicos panes blancos. Aunque, si la decisión final le ha llevado a un queso semi-blando, puede sorprender con un pan francés o una riquísima focaccia de acompañante.

VOLVER A NOTICIAS