Todas las noticias e información

sobre el queso

quesos

Los bocadillos más ‘cool’ con queso en lonchas

El queso es un alimento que siempre es útil para utilizarlo en cualquier comida, es un complemento perfecto para gratinados, patatas, nachos, salsas, tortillas y mil y una opciones en el mercado gastronómico. La forma más común es la de formar parte de un bocadillo. Fríos o fundidos, vegetarianos o con carne, salados o agridulces, el queso en lonchas no puede faltar en ninguno de nuestros sandwiches o bocadillos. A continuación, vámos a dejaros algunas ideas para que podáis deleitar a vuestros paladares con diferentes quesos.

  1. Mixto con piña. La jugosidad de la fruta y la untuosidad del queso, forman una unión perfecto. El único truco para que el bocadillo sea perfecto es que la piña sea natural y que el pan sea el adecuado para que la fruta lo empape y le de jugosidad. Un queso adecuado para este bocadillo sería el queso Havarti danés, por su suavidad y cremosidad.
  2. Havarti light con tomate fresco, orégano y mermelada de cebolla. Un bocadillo fresco y ligero para tomar con un pan tipo chapata. Es importante buscar una variedad de tomate carnoso y con sabor, como el de pera. El tomate se debe cortar en lonchas finas para que no sobresalga del bocadillo. Sólo hay que abrir el pan, untar una de las partes con mermelada de cebolla y echarle un chorrito de aciete de oliva, poner una cantidad de tomate cortado en finas lonchas, unas lonchas de queso havarti light y añadirle una pizca de sal, pimientay orégano. Se puede aromatizar con albahaca, añadirle aceitunas o alcaparras y hasta un poco de ralladura de limón.
  3. “Melted Cheese”. Este bocadillo es típico en Inglaterra. Es un bocadillo que incluye varios tipos de queso dentro de dos rebanadas de pan calentado hasta que se tueste y el queso se funda. El queso chedar y emmental con cebolla roja y pepino encurtidos forman una combinación perfecta.
  4. Reuben con pastrami, con salteada, mostaza y Havarti madurado. El sandwich Reuben es uno de los clásicos americanos, cuyo origen es dudoso. Aunque su versión más clásica lleva carne enlatada conocida como “corned beef”, chucrut, queso suizo y salsa rusa, una de las versiones más conocidas cambia la carne enlatada por el ingrediente de moda: el pastrami. Os proponemos sustituir el chucrut por col cortada fina y salteada en aceite y reposada con un vinagre suave durante un par de horas. También se puede usar una ensalada de col y zanahoria, ya que el objetivo es conseguir el efecto fresco y crujiente que contraste con el pastrami. Este sandwichh se puede tomar frío o caliente.

El queso acompaña a todos estos bocadillos y sándwiches para darles el sabor y la cremosidad que necesitan para causar una explosión de sabores en nuestros paladares.

VOLVER A NOTICIAS