Todas las noticias e información

sobre el queso

queso

Tips para elegir el queso perfecto

¿Sabías que cada año se producen alrededor de 20 millones de toneladas de queso en el mundo? Desde luego, no es de extrañar, porque a la mayoría de nosotros nos encanta este alimento. Sin embargo, es habitual que a la hora de escoger el mejor queso surjan dudas. Por ello, te presentamos 5 consejos que te ayudarán en el momento de la elección.

1.Comprar el producto en establecimientos fiables

Es de vital importancia saber de dónde proviene el queso. En este sentido, existen varias opciones, como por ejemplo: locales especializados en quesos, tiendas de especialidades gourmet, comercios de agricultores e incluso tiendas online, como es el caso de quesosmanzer.es.

Si se decide comprar en un supermercado, tienda al por menor o almacén, conviene asegurarse de que la rotación es rápida, para así evitar la adquisición de quesos en mal estado.

2. Adquirir queso en buen estado

La forma más fiable de determinar si un queso está en buen estado en el momento de la compra es guiarse por la apariencia y el aroma.

Si nos centramos en la apariencia, es importante tener en cuenta que el queso no tenga ningún tipo de decoloración, grieta o moho (a no ser que se trate de queso azul). En relación al olor, algunos aspectos que pueden indicar que el producto no es fresco es el aroma a leche agria, a amoníaco, o simplemente desagradable.

Ahora bien, la mejor manera de asegurarse de comprar un queso en buen estado es probarlo. Por ello, si se tiene la oportunidad, es conveniente hacer una pequeña cata en el local.

3. Revisar la elaboración del queso

Si se tiene algún tipo de restricción dietética o religiosa, o problema relacionado con intolerancias, es importante revisar la etiqueta del queso para comprobar cómo fue el proceso de elaboración. También se pueden plantear las posibles cuestiones al quesero o al dependiente del establecimiento en el que se realice la compra.

4. Prestar atención a la caducidad

Es muy importante revisar las etiquetas para asegurarse de que el queso no está demasiado cerca de la fecha de caducidad o vencido.

Si se adquiere una porción de queso que ha sido fraccionado en trozos más pequeños, conviene revisar el etiquetado en el lugar de compra, ya que en este se debe incluir la fecha de caducidad al lado de las cifras indicadoras del precio y el peso.

5. Comprar una cantidad de queso que pueda consumirse en pocos días

No conviene adquirir mucha cantidad de producto si no se va a consumir en un plazo máximo de una semana. A partir de entonces el queso comenzará a perder propiedades.

En cualquier caso, es aconsejable conservarlo siempre en papel de tipo encerado, ya que este creará las condiciones de aire y humedad perfectas para mentener el producto en las mejores condiciones.

VOLVER A NOTICIAS